¡Oferta!

149,99  IVA incluido

Pieza de: 8 a 8,5Kg – 19,50€/Kg

¡Descubre nuestra joya culinaria: el Jamón Ibérico de Cebo de Lardeo Charro, proveniente de la exquisita zona de Salamanca en Guijuelo! Con un peso de 8 a 8,5 kg, este jamón encarna la tradición y el sabor auténtico de España. Cada loncha es un deleite de textura suave y sabor profundo, gracias a la cuidadosa cría de cerdos ibéricos y su lenta maduración. Sumérgete en una experiencia gastronómica única con nuestro jamón, una obra maestra culinaria que se deshace en tu paladar. No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de este manjar de la más alta calidad.

Sin existencias

 

Jamón Ibérico de Cebo de Lardeo Charro

El Jamón Ibérico de Cebo de Lardeo Charro, originario de Guijuelo, Salamanca, es una joya culinaria de calidad insuperable, con un impresionante peso de 8 a 8,5 kg. Guijuelo, en la provincia de Salamanca, es famoso por su excelencia en la producción de jamón ibérico, y este producto es un testimonio de esa calidad inigualable.

Este jamón se elabora a partir de cerdos de raza ibérica criados en la región, que se alimentan principalmente de una dieta controlada en granjas especializadas. Este proceso garantiza la uniformidad y la calidad del producto final.

El proceso de curación de este jamón es minucioso y artesanal, y dura varios años. Durante este tiempo, el jamón desarrolla su sabor característico, con un equilibrio perfecto entre dulzura y salinidad.

Además de su sabor excepcional, el Jamón Ibérico de Cebo de Lardeo Charro también ofrece beneficios para la salud. Es una fuente rica de proteínas magras, hierro y zinc, esenciales para la salud y el bienestar.

beneficios para la salud:

Bajo en Grasa Saturada:

A diferencia de otros productos cárnicos, el jamón ibérico contiene menos grasa saturada, lo que puede ser beneficioso para mantener niveles de colesterol saludable.

Rico en Proteínas de Calidad:

Es una excelente fuente de proteínas magras, esenciales para el desarrollo y reparación de tejidos en el cuerpo.

Alto Contenido de Ácido Oleico:

El jamón ibérico es rico en ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que se encuentra en el aceite de oliva y que se ha asociado con la reducción del riesgo cardiovascular.

Aporte de Vitaminas y Minerales:

Contiene vitaminas esenciales como la B1, B2, B3 y B6, así como minerales como el hierro y el zinc, que son importantes para diversas funciones en el organismo.

Bajo en Carbohidratos:

Es un alimento bajo en carbohidratos, lo que lo hace adecuado para dietas bajas en carbohidratos o cetogénicas.

Sin Gluten:

El jamón ibérico no contiene gluten, por lo que es apto para personas con intolerancia al gluten o enfermedad celíaca.

Satisfacción con Porciones Pequeñas:

Debido a su intenso sabor y textura única, se necesita menos cantidad para sentirse satisfecho, lo que puede ayudar a controlar el tamaño de las porciones.

Fuente de Energía Sostenible:

Los cerdos ibéricos son criados en condiciones de bienestar en la dehesa, un ecosistema único que contribuye a la sostenibilidad y conservación del medio ambiente.

Sin Conservantes Artificiales:

Nuestro jamón se elabora de manera tradicional, sin el uso de conservantes artificiales ni aditivos nocivos.

Placer Gastronómico:

Más allá de los beneficios nutricionales, disfrutar de un jamón ibérico de calidad es una experiencia gastronómica incomparable que puede mejorar tu bienestar emocional y calidad de vida.

Recuerde que, como con cualquier alimento, se debe disfrutar con moderación como parte de una dieta equilibrada.