Jamón y Queso Molina de Segura

¡No te pierdas nuestras increíbles Ofertas!

¿Cómo se salan los jamones?

¿Cómo se salan los jamones?


El proceso de salado es una etapa fundamental en la elaboración de los jamones, ya que ayuda a conservar el producto y desarrollar su sabor característico ¿Cómo se salan los jamones?. A continuación, te explico detalladamente cómo se realiza el salado de los jamones:

  1. Preparación de la salmuera: Para iniciar el proceso de salado, se prepara una salmuera con sal marina y agua. La salmuera se mezcla hasta que la sal se disuelve por completo, obteniendo una solución salina concentrada.
  2. Aplicación de la salmuera: Los jamones se sumergen en la salmuera durante un periodo de tiempo determinado. Durante esta etapa, los jamones absorben la sal y los componentes que contribuyen a su sabor y conservación.
  3. Reposo en pila: Después de la inmersión en la salmuera, los jamones se colocan en pilas o bodegas especiales para su reposo. Durante este reposo, los jamones se apilan en capas, intercalando capas de jamones con capas de sal. Esta sal ayuda a drenar la humedad de los jamones y contribuye a su conservación.
  4. Masajeado y equilibrado: Durante el reposo en pila, los jamones se someten a un masajeado manual. Este proceso consiste en frotar los jamones con sal para asegurar una distribución uniforme y una penetración profunda de la sal en la carne. Además, se realiza un equilibrado de las pilas para asegurar que todos los jamones reciban una cantidad adecuada de sal.
  5. Tiempo de salado: La duración del salado varía según el tamaño y el peso de los jamones, así como las preferencias del productor. En general, se considera que el tiempo mínimo de salado para los jamones es de 7 días por kilogramo de peso. Sin embargo, algunos jamones pueden requerir un salado más prolongado para obtener el punto de sal adecuado.

Durante todo el proceso de salado, es esencial controlar las condiciones de temperatura y humedad para evitar problemas como la proliferación de microorganismos indeseables. Además, la experiencia y conocimiento del maestro jamonero son clave para determinar el tiempo y la cantidad de sal necesarios para cada jamón.

Una vez finalizado el proceso de salado, los jamones pasan a la etapa de lavado y posterior secado, donde se eliminará el exceso de sal y se dará inicio a la transformación del jamón en un producto sabroso y de calidad.

Cabe mencionar que el proceso de salado puede variar ligeramente según la región y la tradición, pero en líneas generales, estos son los pasos principales para llevar a cabo esta importante etapa en la elaboración de los jamones.

Scroll al inicio