|

¿Cómo cortar el jamón ibérico?

Cortar un jamón ibérico requiere habilidad y técnica para obtener lonchas finas y sabrosas. A continuación, te proporcionaré los pasos básicos para cortar un jamón ibérico:

  1. Preparación del jamón: Coloca el jamón en un soporte jamonero, asegurándote de que esté bien sujeto. Asegúrate de que la pezuña esté hacia arriba.
  2. Retirar la corteza exterior: Con un cuchillo afilado, retira la capa de corteza exterior del jamón, exponiendo la carne.
  3. Realizar el corte inicial: En la parte opuesta a la pezuña, realiza un corte inicial en forma de V para facilitar el inicio del corte.
  4. Corte del jamón: Comienza a cortar desde la zona más cercana a la pezuña, en dirección hacia el extremo contrario. Utiliza un cuchillo jamonero largo y afilado, manteniendo un ángulo inclinado de unos 45 grados.
  5. Lonchas finas: Corta lonchas finas y uniformes, evitando cortes demasiado gruesos que puedan afectar la textura y el sabor del jamón. Idealmente, las lonchas deben ser translúcidas y permitir apreciar la vetas de grasa infiltrada.
  6. Alternar cortes: Alterna los cortes entre la parte alta y baja del jamón, para aprovechar los diferentes sabores y texturas que ofrece.
  7. Eliminar exceso de grasa: Conforme vayas cortando, retira suavemente la grasa superficial que se acumule en la loncha, manteniendo solo la grasa infiltrada que aporta sabor.
  8. Rotar el jamón: A medida que avances en el corte, puedes ir girando el jamón para facilitar el acceso a diferentes partes y obtener un corte más uniforme.
  9. Conservación: Después de cortar el jamón, cubre la zona expuesta con papel film o una loncha de grasa para evitar que se seque.

Recuerda que cortar un jamón ibérico requiere práctica y paciencia. Si no te sientes seguro, puedes acudir a un cortador profesional de jamón que te garantice un corte perfecto y aprovechamiento óptimo del jamón ibérico.

Publicaciones Similares